Presente sin estar presente

21:16

Increíblemente este Coronavirus nos deja físicamente lejos de nuestros seres queridos pero bien cerca gracias a la tecnología.

Anteriormente hablaba con mi papá y mi mamá una o dos veces por semana, ahora, hablamos casi todos los días.

Y aprendo mucho más comunicándome con ellos ahora.

Mi papá experimentó la segunda guerra mundial, entonces sabe en carne propia lo que se siente estar en medio del caos. El miedo que se genera, el pánico, pensamientos negativos, palabras y acciones negativas, las preocupaciones y las tristezas. Pero también me comentó que en medio de ese caos, pudo ver personas positivas, personas dando aliento, personas y empresas ayudando a otros, la alegría de poder ser útil a alguien y ser más humano.



Mi papá me dice que sale el verdadero ser, en esta crisis.

  • Las personas que son positivas, serán más positivas.
  • Las personas negativas, tendrán tendencia de ser más negativas.
  • Las personas que siempre tienen la tendencia de dar, seguramente va a dar más. 
  • Las personas que no da ni recibe, seguirá igual, no dará ni recibirá.
  • Las personas que tiene la tendencia de recibir, seguramente necesitará recibir para sobrevivir.
  • Las personas que se quejan, se quejan más.
  • Las personas que agradecen, agradecerán más.
  • Las personas que oran, oran más.
  • Las personas que tienen miedo, tendrán más miedo.
  • Y viendo las redes sociales puedo distinguir eso.

Otra enseñanza de papá:

Sin importar si es algo creado en laboratorio o no, la naturaleza es tan inteligente que aprovecha toda esta ausencia de los seres humanos para poder recuperarse. En ese aspecto, estoy agradecida al Coronavirus que a pesar del caos que nos trae, también nos deja muchas enseñanzas y parece que nos dejará un hábitat mucho más equilibrado para mis descendientes.

En algún lugar escuché una palabra reset. Y es un reset mundial.

Te puede interesar...

0 comentarios

Entradas populares

Seguíme en Facebook